26 de agosto de 2009

El síndrome postvacacional

Buenas ¿hay alguien ahí? Espero que sí. Recién llegado de vacaciones, ante todo quiero dar las gracias a los que os habéis dejado caer por aquí durante estas tres semanas de ausencia en las que os he dejado entradas enlatadas para vuestro entretenimiento, pero ahora ya en directo, retomo la tarea.
El fin de las vacaciones, como muchos habréis experimentado a la vuelta, tiene un sinfín de daños colaterales: depresión, apatía, bajo tono vital, buzón repleto de correspondencia, pánico a que llegue el próximo extracto de la Visa, por no mencionar algo que me llama mucho la atención y que es el elevado número de divorcios que se producen en el mes de septiembre. Al parecer, muchas parejas no pueden soportar la convivencia a ritmo de veinticuatro horas seguidas que impone la época de descanso (espero que no sea vuestro caso).
A veces este síndrome postvacacional dura semanas, así que conviene armarse de paciencia. Por si fuera poco, el calor todavía aprieta de lo lindo y las suelas de los zapatos parece que se pegan al asfalto lo que hace que las distancias se alarguen sin ningún sentido mientras arrastras los pies como si llevaras plomo. Y lo del calor que sigue haciendo por las noches y que impide dormir a gusto ni os cuento…
Además, a pesar de que tú hayas regresado otros todavía no lo ha hecho. ¿La portera a la que le dejaste un juego de llaves por si pasaba algún imprevisto en tu ausencia?: de vacaciones, faltaría más; ¿la panadería habitual donde hacen esos panecillos tan sabrosos?: sólo abren hasta mediodía que, por supuesto, no coincide con tu horario; ¿el quiosco de periódicos que está justo enfrente del portal de tu casa?: hasta fin de mes, nada de nada; ¿la farmacia donde te conocen de toda la vida?: les ha dado por abrir el próximo uno de septiembre aunque sea martes. Total, que no sabes si cogerte unos días más hasta que la vida vuelva a la normalidad ¡pero no puedes!.
Como todavía estamos apurando esta última semana del mes-en-el-que-nunca-pasa-nada os animo a que conforme os vayáis reincorporando deis señales de vida y dejéis constancia de cómo os está sentando el regreso a la cruda realidad. Como veis, yo ya lo he hecho.

43 comentarios:

  1. Aquí estamos, Josep, inasequibles al desaliento. Celebro que vuelvas con tan buen humor, a pesar como bien dices de los insufribles calores estivales.

    Por cierto, acabo de ver en la columna de la derecha la frase de Confucio. Qué grande, por Dios. Me la quedo. Un fuerte abrazo y bienvenido.

    ResponderEliminar
  2. ¡Pués muy bienvenido de regreso a la cruda realidad! ¡Qué te sea leve!

    Gracias por tu comentario en mi blog al cual siempre eres muy bienvenido y paso a comentarte esta entrada:

    En efecto, septiembre es un mes de crisis y divorcios para matrimonios que hayan tomado vacaciones en Agosto. En mi caso tendré lleno el consultorio a mi regreso desde el 1ro de NOviembre...

    Personalmente, como desde hace 7 años vivo en Tel Aviv, hermosa ciudad sobre el Meditarráneo, me he comido el tremendísimo calor insoportablemente bochornoso de Julio y Agosto trabajando. Por suerte tenemos aires acondiconados en todas partes. Y a la tardecita algunos dias )si) o a la mañana muy temprano (nO) he aprovechado la playa.

    Y como, Sept-oct hay todo un mes de festividades y feriados aprovecho a irme en esas fechas o sea que en dos semanas y media ya parto...rumbo a Argentina---etc...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Yo como no me he ido de vacaciones no tengo síndrome post-vacacional, yo estoy en un constante síndrome de "necesito vacaciones" que es una auténtica tortura.

    Lo de las rupturas y divorcios en Septiembre es un dato muy a tener en cuenta, el trabajo nos mantiene tan ocupados que podemos convivir con otra persona pero cuando esa convivencia pasa a ser 24 horas seguidas...

    En fin, espero que también haya casos al revés y parejas que estaban al borde del fracaso se hayan unido más al pasar más tiempo juntos.

    Hay lugar para la reflexión.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Holaaaa Josep...¡¡¡, de vuelta al teclado ¿eh?, bueno, esto es así. Por cierto, observo que has tenido el atrevimiento y la valentia de poner tu foto sonriendo al sol y al viento, ahí, sobre tu breve semblanza biografica. Me alegro mucho.
    A mi me queda poco para volver a las llamadas Tierras Bajas, pondré en marcha al clan el sabado a media tarde y así los ancianos se sentirán mejor, el cambio será mas gradual. Atrás quedaran los paseos por el campo, los paseos en calzoncillos durante todo el dia, los momentos de contemplación, de observar a la naturaleza y sus ritmos. Pero hay que volver, me fuí con trabajo apalabrado y regresaré con algunas nuevas ideas..., que realmente he descubierto que llevo algun tiempo aplicandolas. Se basan en la idea de que no podemos pasar todo el año esperando a las vacaciones de verano, es demasiado arriesgado Josep. Deberiamos trabajar menos horas, aumentar nuestra eficia y poco a poco buscar un ritmo vital que nos permitiera disfrutar de todos los dias del año como su fuesen viernes.
    Y este no es un proposito nuevo, como decia antes, creo que es la concepcion de una nueva forma de vida..., para quien quiera ponerla en practica..., en fin, todo se andará,Josep.
    Un abrazo y un saludo, Josep.

    ResponderEliminar
  5. Hola Fernando:
    Un placer volver a saber de ti y como dices, inasequibles al desaliento, faltaría más. Me alegra que te haya gustado la frase, toda tuya, pero ya sabes que todos los meses se cambia. Puedes ver las anteriores en las entradas tituladas Libro de Bitácora.
    Lo dicho, me ha gustado mucho volver a contactar contigo y hasta pronto.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Hola Myr:
    Creo que es la primera vez que te contesto en tiempo real, por lo que aprovecho para darte la binevenida a esta casa en la que deseo que te sientas como en la tuya.
    Me ha gustado que contestes desde Israel y aún más que cabalgues entre ese país y Argentina. Sin duda, un gran contraste que te enriquece. He estado relativamente cerca de ahí este verano pero te aseguro que el calor de Barcelona a mi regreso lo ha superado. Qué le vamos a hacer.
    Un saludo fuerte y espero volver a verte pronto.

    ResponderEliminar
  7. Hola Deprisa:
    Creo que no tenìa el gusto de conocerte, así que también para ti la bienvenida. Como dices que todavía no te has ido de vacaciones, ojalá que pronto llegue el momento porque son una verdadera necesidad aunque comprendo que en algunos trabajos es difícil hacerlas en esta época, pero seguro que será pronto cuando todos los demás ya estemos metidos de pleno en la vorágine y nos des envidia.
    Lo de los divorcios en verano ya ves que se confirma, claro que es de esperar que también suceda lo contrario, faltaría más.
    Un saludo y espero que volvamos a contactar pronto.

    ResponderEliminar
  8. Hola Pedro:
    Qué ganas tenía de volver a saber de ti. Por lo que dices ya pronto vuelves a Valencia y al curro "atrasado", eso sí que es una muy buena noticia.
    Estoy seguro de que te habrás pasado el mes preparándote para la Matahombres por lo que estarás hecho un mulo. Lástima que eso no sea para mi.
    En cuanto a lo de la foto ya ves que te hice caso y que hay que seguir los buenos consejos.
    Un abrazo y ya sabes que me alegro mucho de volver a contactar contigo.

    ResponderEliminar
  9. Hola Josep Julián, regresando a la Tierra ehh? nada, nada, esto son dos días... al menos ahora nos quedan las tiendas 24 horas que no nos hacen vivir los periplos que nos ocasionaban años atrás. Y en cuanto a los divorcios... vacaciones de verano y navidades son criminales, pero si lo pensamos tiene su lógica, más convivencia, más invasiones de espacio vital y menos tolerancia. No sólo son proclives a divorcios sino a enfrentamientos familiares. Espero que hayas disfrutado y no sufrido tus vacaciones jaja.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Hola Josep, las vacaciones sólo son una pausa en tu vida diaria; si esta te gusta, no será ningún problema el volver a la normalidad; pero si es un purgatorio (por no decir infierno) en referencia a la foto de tu entrada, la vuelta será insoportable, pero hoy, mañana y dentro de un mes.
    Espero y deseo que hayas tenido un buen descanso, hasta pronto.
    Saludos

    ResponderEliminar
  11. Hola Josep:

    Bienvenido de nuevo a "tu casa". Te la hemos guardado bien, eh?, jejeje.

    Yo aún sigo de "staycation", pero no he dejado de pasar por "casa de los amigos", por si había algún recadillo que recoger.

    Un placer leerte de nuevo y agradecerte que hayas pasado por la mía, avisándome de tu llegada.

    Un abrazo.

    María Hdez.

    ResponderEliminar
  12. Qué bueno que ya estés de vuelta, amigo Josep. Bueno para mí, claro, porque a tí supongo que no te hubiera importado demasiado retrasar tu regreso a la cruda realidad. ¡Je,je,je! En fin, qué te voy a contar que tú no sepas. Yo volví de mis vacaciones el viernes pasado y aún me queda un poquito para reincorporarme de lleno a la rutina y los quehaceres cotidianos, así que mi "aterrizaje" está siendo bastante suave, sin brusquedad. Digamos que me voy mentalizando, haciendo de tripas corazón, y bueno, poquito a poco y buscando estímulos de continuo para hacer el trance más llevadero. No me quejo. De momento. ¡Ja,ja,ja,ja,ja,ja! ;)

    ResponderEliminar
  13. Josep Julian:

    Si es que lo queremos todo. Cuando volvemos lo que tenemos es una sensación de abandono porque todo lo que echamos de menos está de vacaciones.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Este año, me he quedado en el dique seco. Pero Barna en Agosto, a pesar de las putas obras, es algo más "habitable" que el resto del año.

    Lo que te anima a recorrer rutas nuevas y sitios nuevos a los que normalmente no vas porque a los que vas habitualmente están de vacaciones. Eso me ha hecho descubrir algún rincón delicioso. Y ya no solo me conformo, si no que casi me doy con un canto en los dientes, jejeje.

    En cuanto a lo del síndrome, pues... aun me quedan unos días, pero siempre pongo en práctica algo que decía mi madre: no hay mal que cien años dure... ni cuerpo que lo resista...jajaja! yo creo que para Noviembre más o menos, ya no nos acordaremos. Ainsss

    Benvigut Josep J.

    ResponderEliminar
  15. Hola M:
    El aterrizaje está saliendo según lo previsto, o sea, que hoy que es mi tercer día ya me he vueto a acordar de donde están las letras en el teclado del ordenador. Me pasa todos los años, así que de momento no creo que eso pueda ser juzgado como anormal.
    Las vacaciones han sido una combinación de relax total con marcha total. Ya contaré más detalles en el Libro de Bitácora.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  16. Hola J. Carlos:
    Pues tienes razón, qué duda cabe, pero fíjate que este año me fui de vacaciones sin la sensación de necesitarlas tanto como otros años y sin embargo, la vuelta se me está haciendo más cuesta arriba de lo esperado. En fin, contradicciones de uno. Lo del infierno y el purgatorio no me negarás que tiene su cosa ¿no?
    Un saludo también para ti.

    ResponderEliminar
  17. Hola María:
    Muchas gracias por cuidar de "mi casa" durante mi ausencia. La verdad es que me la he encontrado como una patena gracias a los buenos amigos que pasan por aquí.
    Lo del concepto de "staycation" me ha gustado mucho (para más información visitad la página de María) y ahora ya sabemos que es una forma tan válida o más que otras para pasar este tiempo de "obligatorio descanso" al que nos encandena el convenio colectivo jajaja.
    Un abrazo también para tí.

    ResponderEliminar
  18. Hola Domigo:
    Creo que tu modelo es el más adecuado, llegar de vacaciones y pasar unos días de aclimatación antes de volver a los quehaceres. Algunos años he hecho lo mismo y me ha ido fenomenal pero este las cosas se han presentado al revés, primero relax y luego actividad a tope, pero no me quejo porque he vuelto con más de mil fotos por clasificar, así que tendré trabajo durante las largas tardes de invierno.
    Un saludo y ya sabes que para mí también es un placer el reencuentro.

    ResponderEliminar
  19. Hola Fernando:
    Cuánta razón tienes. Pero al menos, nos queda el consuelo de que ya queda menos para volver a revisitar los sitios que acabamos de abandonar.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  20. Hola Cristal:
    No sé si lo sabes pero has estado practicando la "staycation" que nos propone María lo cual también tiene sus ventajas como comentas. Barcelona en agosto ya no es como antes cuando había menos turistas pero sí es verdad que sigue siendo la mejor época del año (junto a Semana Santa) para decubrir o redescubrir espacios ignotos.
    Saludos para ti y para Índice.

    ResponderEliminar
  21. Bienvenido pués, señor Josep Julián... es verdad, nos entra el pánico al volver, pero deberíamos estar contentos precisamente por volver (y no es un anuncio de tráfico, jejejeje) y tener un sitio donde volver y un trabajo dónde realizarse (en mayor o menor medida) y dinero en el banco para hacer frente al pago de las facturas y sobre todo, por haber podido irnos unos días a desconectar.. No todo el mundo tiene esas ventajas, ¿no?. Besos de vuelta (de vuelta de todo, jejejejeje)

    ResponderEliminar
  22. Mas vale tarde que nunca -lo digo por mi-, ya sabes, que te voy a contar que no sepas. Pero remando de nuevo aquí estamos. Aquí en el sur, aun quedan tardes de paseo por el litoral y baños oceánicos, mientras los estivales regresan a sus cascarones, dichosos del sofocante sol disfrutado y hartos de pescaito y cervezas con alcohol. Esta tierra tiene sitio para todos. El retorno a la actividad, es cierto, tienes que planteártelo, respirar hondo, y decidirte a bucear en las templadas aguas de los cuellos de botella. En fin, demos gracias de que podamos disfrutar de esta agónica actividad, y mantengamos las esperanzas en que todo vuelva a ser algo más divertido y original. Saludos.

    ResponderEliminar
  23. Hola Ginebra: Pues no deja de ser cierto lo que dices, mientras lo podamos contar (en todos los sentidos) no se ha dado mal la cosa.
    Lo que pasa es que las vacaciones dejan un hueco y a uno le pasan cosas raras como que le sigue dando por ponerse las chanclas al salir de casa camino del trabajo y cosillas de esas. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  24. Hola navegante:
    Lo dicho, que hay para todos. Bienaventurados aquellos que a la vuelta de vacaciones caben en el pantalón de trabajo o no mueren ahorcados por las dichosas corbatas (reales o figuradas).
    Un saludo y a mantener el rumbo.

    ResponderEliminar
  25. Lo cierto es que desde hace años siento la vuelta a la rutina con inquietud, sobre todo ese día antes... después ya es cuestión de horas, a lo sumo un par de días para que cuerpo y mente se acostumbren al ritmo.
    Una inquietud que pretendo evitar y/o dominar, pero mucho me temo que a día de hoy no lo he conseguido.
    Buen fin de semana!

    ResponderEliminar
  26. En el fondo debo de ser un solitario porque me encanta el mes de agosto aunque todo este cerrado. Es la mejor época para estar en la ciudad. Todo es mucho más tranquilo :)

    ResponderEliminar
  27. Hola Deprisa:
    Por lo que veo tú también eres un ferviente seguidor del "staycation" que comentaba María Hernández. En algunos momentos de la vida yo también hacía como vosotros, pero ahora hay demasiadas cosas que me lo impiden. Me conformo con hacer eso mismo algunas semanas santas y colas de días de vacaciones y la verdad es que tiene su encanto. Nada que objetar, sino todo lo contrario, pero uno ya no depende de uno mismo, no sé si me explico.

    ResponderEliminar
  28. Saludos a todos y a todas. Bienvenido Josep Julian.

    También me incorporo al laburo, con algunas "Uve-Novedades" en las que tengo depositadas grandes esperanzas.

    Como he leido más atrás, somos del grupo de los afortunados si podemos quejarnos de lo rápido que han pasado los días de relax y de poder escribir que regresamos al trabajo. Muchos no pueden escribir cosa parecida. Otros, en breve, dejarán de percibir la prestación por desempleo y se enfrentarán a una futuro incierto.

    Por lo tanto, en mi primer día, me he vestido con mi mejor traje, me he pintado una de mis mejores sonrisas y me he peinado con inmejorables pensamientos.

    Muxu´s

    ResponderEliminar
  29. Hola Gabi:
    Jajaja,por lo que dices, lo tuyo debe ser como cuando hay que tirarse a la piscina y el agua está fría. Si hay que hacerlo se hace y cuando llevas un rato en remojo ya no te parece tan grave.

    ResponderEliminar
  30. Hola Visi:
    Bienvenida seas de tus vacaciones. Por lo que comentas te has planteado nuevos buenos propósitos para este arranque de curso, algunas de ellos seguramente que nos irás contando.
    Dices una cosa que me ha gustado y es eso de ponerse el mejor vestido y pintarse y peinarse para la ocasión. Un buen arranque desde la predisposición es lo que nos conviene a todos en estos momentos.
    Suerte y que no decaiga.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  31. Hay un ensayista estadounidense que decía que nadie necesita más unas vacaciones que el que acaba de tenerlas. La verdad es que encender motores no es fácil, pero cuando la máquina está en marcha todo se ve de otra forma. Saludos :)

    ResponderEliminar
  32. Saludos a todos y a todas después de unas calurosas vacaciones.
    Yo la verdad es que me estoy quitando de trabajar desde que leí esa cita de Confucio que reflejas un poco más arriba. Así que vuelvo encantado a... disfrutar... en el mundo real (¿o tal sea el mundo irreal?).

    ResponderEliminar
  33. Bienvenido Josep..!
    Espero que te incorpores a tus actividades poco a poco,asimilando la "buena rutina de la vida"

    Este agosto tan atípico nos hace pensar que seguirá el calor y las vacaciones para muchos.
    Seguimos en el pueblo,realizando algunas tareas y atendiendo a los padres.. Pero ya volvemos a casa,al colegio y a la normalidad.

    Mi abrazo y mi ánimo postvavacional para ti amigo.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  34. Bienvenida Té. Algo hay de cierto en eso de que nadie necesita más unas vacaciones que quien viene de ellas pero eso de momento no entra en la seguridad social. De todas formas, ahora que ya llevo una semanita en marcha, las cosas empiezan a verse de otro color.
    Espero verte de nuevo por aquí.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  35. Hola Javier:
    Estamos de acuerdo en todo lo que dices. De todas formas, hay una fórmula infalible para averiguar cuál de los dos es el mundo real: en el que cobras a fin de mes jeje.
    Tranquilo, que ya queda menos para las siguientes. Muchas gracias por dejar tu granito de arena y hasta pronto.
    Un saludo caluroso (en todos los sentidos).

    ResponderEliminar
  36. Hola María Jesús:
    Por lo que veo ya estás preparando las maletas al menos mentalmente (esa también es una fase de las vacaciones). Como dices, la vuelta a la rutina no excluye adoptar buenos hábitos y en eso nos aplicamos en la medida de lo posible aunque no está extento de dificultades.
    Un placer saber de ti, amiga, y espero seguir contando con tus apariciones una vez iniciado el curso.
    De momento, te mando un beso.

    ResponderEliminar
  37. Hola Josep, yo aún no me incorporo. Hasta la próxima semana no vuelvo a mis actividades rutinarias y ya estoy temiendo la depre postvacacional. La vida continua y no hay mas remedio que asimilarlo poco a poco. Seguimos en contacto a partir de entonces. Un cariñoso abrazo.

    ResponderEliminar
  38. Hola Belkis:
    Apura tú que puedes los últimos días de vacaciones que para eso te marchaste después que nosotros. Aquí te estaré esperando a la vuelta para que nos cuentes tus impresiones.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  39. sin leer, (que volveré) yo tiraría para la calle del infierno, directamente.

    ResponderEliminar
  40. Hola Bipolar:
    Ahora que no nos oye nadie, yo también.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  41. Yo aún no he tenido vacaciones, pero sí una maravillosa jornada intensiva todo el verano. Se me acaba el 15, y lo estoy llevando fatal.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  42. Hola Sara:
    Ves, a cada uno de la va de una forma distinta. Los hay que apenas notan nada y otros a los que se les hace una pequeña montaña. De todas formas, más vale tener el síndrome después de unas vacaciones (que todavía no has tomado) que de vuelta a la jornada "extensiva" je,je.
    Un saludo.

    ResponderEliminar