11 de octubre de 2011

Motivos poderosos

Hoy he recibido dos llamadas telefónicas de dos amigos y seguidores interesándose por la ausencia de aparición de nuevos artículos en este espacio. Intuitivamente, ninguno de ellos lo ha achacado a que haya perdido mi interés por la blogosfera sino que han supuesto que esta bajada de ritmo de producción tenía que ver con mi salud. Y no se han equivocado. Me permitiréis que mantenga un poco el misterio y que por el momento no lo desvele.

Cuando la Inteligencia de las Emociones cumplió dos años le pedí a Adolfo Morales, un amigo de Huelva al que conocí a través de los blogs, que me diseñara una nueva cabecera a lo que accedió como siempre encantado y esa es la que luce ahora mismo. Partiendo de una foto obtenida en un viaje a Turquía hizo una recreación onírica sobre la que no le di ninguna indicación previa. Sin embargo, el resultado me satisfizo enormemente porque expresaba un Josep en transformación. Pocas semanas después empecé a tener los primeros diagnósticos que confirmaban esa transformación. Han pasado cinco meses desde entonces.

Hasta este momento he aprendido algunas lecciones. Una de las más importantes es que todo proceso que implica una enfermedad seria tiene dificultades evidentes que también pueden vivirse como oportunidades. Saber aprovecharlas no es un don sino simplemente una actitud. La siguiente gran lección es que recibes mucho más de lo que das. Probablemente ambas afirmaciones las hayamos oído antes y es más, tal vez las hayamos usado en más de una ocasión pero lo cierto es que no alcanzan su completa dimensión –tal vez su verdadera dimensión- hasta que nacen de la experimentación como ahora es mi caso, como antes lo han sido de otros y como en el futuro lo serán para muchos que no esperan tener que transitar este camino.

Quizá ha llegado el momento de hacer una pequeña confesión. La Inteligencia de las Emociones nació como una preparación para este momento sólo que entonces no lo sabía. Supuso un cambio de chip y de valores, una introspección y explosión al mismo tiempo. Fue un empezar a prepararse para algo que no sabía qué era ni a dónde me llevaría. Tal vez fue un impulso que surgía de una necesidad pero no sabía cuál podía ser. Hoy sí lo sé. Todo ello sin restarle un ápice a la perspicacia de Alberto Barbero ni de mi mujer que me animaron cuando esto ni se me había pasado por la cabeza.

En este camino no me he sentido solo ni un solo día. He conocido gente maravillosa que inopinadamente veían el mundo de forma similar o si no lo veían así han apreciado mis puntos de vista. Los artículos han sido escritos desde el interior, no hay una sola línea que no sea producto de mi experiencia o reflexión. He hecho muchos amigos de verdad, he desvirtualizado algunos y espero tener la oportunidad de hacerlo con muchos más. Es simplemente una cuestión de tiempo, un tiempo que en mayo no sabía si tendría pero que ahora sé que sí.

Motivos poderosos los hay de muchos tipos. No es que unos lo sean más que otros pero los míos son igualmente legítimos. No es que tuviera que dar explicaciones, es que me apetece hacerlo. Ahora nos encontramos en una fase crítica del proceso, un momento en que mis energías deben concentrarse el máximo y ese es el motivo por el que no me prodigo con la frecuencia a la que estáis acostumbrados. No hay otro motivo.

En consecuencia este artículo no hay que verlo como una despedida, que no lo es, ni como un hasta pronto que tampoco lo es. Seguiré escribiendo al ritmo que los acontecimientos lo permitan, al menos por un tiempo, pero en la confianza de que este bache se superará. Siempre me acuerdo de una frase que alguien a quien quiero muchísimo me deslizó hace unos meses, el primer día de mi nueva vida: este es un inconveniente con el que todos nos encontramos una vez en la vida. Después del tiempo lo reformulo con todo el cariño: Este es un inconveniente con el que todos deberíamos encontrarnos una vez en la vida. Como sé que escribo para gente inteligente estoy seguro de que apreciaréis el matiz.

Un abrazo.

45 comentarios:

  1. Hola Josep:

    Motivos poderosos y profundos. No hay mucho más que comentar salvo la reformulación de la frase que me ha parecido sensata y necesaria.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  2. Tu sabes que eres una de las razones que hacen que la red tenga sentido, y sabes también que eres un tipo fuerte y valiente, que vales tu peso en oro, y que cuentas con el aprecio y el reconocimiento de mucha gente, y que me debes dos cervezas, que no se me han olvidado. Por supuesto que no estás solo, no más que los demás. Un abrazo chaval, aquí estamos, en la misma vía.

    ResponderEliminar
  3. Josep,estoy segura de que tu actitud siempre positiva le sacará partido a este "inconveniente"que fortalecerá tu espíritu y ampliará tus perspectivas...Esta nueva prueba incentivará tus recursos imaginativos,aportándote más material y experiencia para entretejer argumentos,que nos lleven poco a poco a ese "despertar" de la inteligencia,que tanto deseamos.
    Te dejo mi gratitud,mi abrazo inmenso y mi ánimo,seguimos contigo.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  4. Hola Josep:
    Bueno, pues adelante. Toda la energía donde tiene que estar. Seguiremos compartiendo espacio blogosférico al ritmo que nos marque la vida.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Amigo Josep. Me tengo por uno de esos amigos tuyos llamados erróneamente virtuales. Cuando se siente la amistad, lo de menos es el "apellido".
    Cada vez que has escrito algo en este blog, la inteligencia y la emoción (las tuyas) han fluido hacia tus lectores, regalándonos (al menos a mí) horas de felicidad. Y vas a seguir haciéndolo, porque de esta manera tú también eres feliz.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Un abrazo desde Sevilla, Josep. :-)

    ResponderEliminar
  7. También mi fuerte abrazo, Pepe, y si es cierto lo de que todos compartimos conexiones más allá de lo visible que nos hacen ser UNO -algo que siempre dijeron los meditadores y que ahora dicen también los físicos cuánticos-... te envío deseos y energía de recuperación :-)

    ResponderEliminar
  8. Josep, te deseo mucha suerte y supongo que esto es cuestión de fortaleza y de paciencia, virtudes que intuyo tienes de sobra.
    Seguiremos pendientes de estas "emociones inteligentes" que has compartido con nosotros y que sigues haciendo.
    Muchos besos

    ResponderEliminar
  9. Querida amigo,Josep, y digo amigo con todas las consecuencias virtuales.

    Existen momentos en la vida, que hay que comenzar de nuevo, con mucha pasión.

    No me preguntes ¿Porque?

    Un beso que le utilices de energía.

    ResponderEliminar
  10. Hola Fernando:
    Muchas gracias por tu cercanía y complicidad.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Hola Adolfo:
    Lo de las dos cervezas ya está tardando demasiado. Tipos descreídos como tú hacen que las cosas merezcan la pena.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Hola Majecarmu:
    Te recibo alto y fuerte y me alegro mucho de que formes parte de esta pequeña familia.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Hola Javier:
    Las energías cada vez están más en sintonía así que espero volver pronto a la normalidad.
    Muchas gracias por todo y un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Hola Armando:
    Has dado en el clavo. Yo también te percibo como un buen amigo así sin apellidos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Hola Yoriento:
    No sabes lo feliz que me han hecho tus palabras.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Hola Alberto:
    Bien sabes que en esa búsqueda la de unidad podemos contar el uno con el otro. Muchas gracias por liarme en esto.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Hola Ginebra:
    Realmente creo que soy un privilegiado porque de eso que dices no ando falto aunque eso no quiere decir que no necesite de vosotros.
    Un beso muy fuerte.

    ResponderEliminar
  18. Hola África:
    Desde el sufrimiento se comprende mejor el sufrimiento del otro ¿verdad?
    Un beso también para ti.

    ResponderEliminar
  19. Josep
    No se si entro minimamente en la categoría de inteligentes, pero no dejes de escribir hermano. Si lo hacer, te secuestraré y ocultaré en una lonja del Serrallo para deleitarme con tus relatos mientras doy cuenta de ese arroz con bogavante que tanto nos gusta a ambos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  20. No soy nadie mas d alguien que te lee sin participar, y me apetece hacerlo por primera vez para mandarte un abrazo. Animo!!

    ResponderEliminar
  21. Hola Josep:

    Sé como muestra la gran cabecera de tu blog:

    Sentado, con paciencia y aplomo, en tu silla de director o tertuliano; con camisa blanca, despejado y luminoso; de frente a la energía de la vida y sólo mirando atrás para sonreir.

    Toma las riendas: LIDÉRATE.
    Cree en tu cuerpo: CONFÍA.
    Usa la energía positiva como "alimento" : MOTÍVATE.
    Hay momentos donde "se caen los palos del sombrajo", pero el Sol sigue saliendo; hay que pensar en cómo "construir" otro para no "quemarse".
    Desde este lado virtual pero amistoso, recibe un beso y un abrazo muy fuertes y quiero que sepas que siempre estaré esperando verte girar la cabeza para sonreir.
    ¡No me falles!

    ResponderEliminar
  22. Estimado Josep Julián, mi abrazo y energía más sincera para tu excelente proceso de profundizar y reparar.

    Saldrás con más fuerza y categoría personal.

    Diego Martos

    ResponderEliminar
  23. Los comentarios anteriores son excelentes; los suscribo y te mando un abrazo.

    ASV

    ResponderEliminar
  24. ¡ Oh ..... !

    Como decía no sé quien en no sé qué película "esto no es una buena noticia" :(

    Seguiremos esperando tus apariciones.

    Un abrazo, aunque sea virtual :)

    ResponderEliminar
  25. Hola JLMON:
    No te preocupes porque de lo del Serrallo no me bajo ni en marcha. Y lo del arroz con bogavante espero que tu crueldad no llegue a dejarme sin probarlo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  26. Hola Javier Santamaría:
    Bienvenido a este espacio al que estás invitado siempre que quieras. Muchas gracias por tus palabras.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  27. Hola María:
    No podría soportar la idea de decepcionarte, así que no te preocupes que me lideraré, motivaré y haré lo que haga falta para que eso no suceda.
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  28. Hola Diego:
    La resilencia es una virtud que conviene poner a prueba en estas circunstancias. Como sé que sabes de lo que hablo pues hay poco que añadir.
    Muchas gracias por tu proximidad.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  29. Hola Alfonso:
    Ya ves el chute de energía que he recibido. Cualquiera se atreve a no estar a la altura.
    Recibe un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  30. Hola jd roman:
    No es una buena noticia pero las hay peores. No podrán con nosotros.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  31. Hola Julian, he tardado en pasar primero porque estaba de viaje y segundo porque tengo un problema en un menisco que requiere atención y rehabilitación. Poco a poco voy visitando a los amigos y veo que tampoco has publicado demasiado. Espero que el motivo se vaya soluccionando y te deseo lo mejor.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  32. Hola Katy:
    También te deseo una rápida recuperación. Pronto nos volveremos a leer.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  33. Una querencia tengo por tu acento,
    una apetencia por tu compañía
    y una dolencia de melancolía
    por la ausencia del aire de tu viento.
    (Miguel Hernandez)
    Echamos de menos tus entradas. No dejes el blog. Ànimo y un abrazo. RAquel

    ResponderEliminar
  34. Querido Josep,
    Las últimas semanas he tenido bastante trabajo y eso me lleva a aparecer por aqui con cierto retraso.Pero como ves, te tengo presente. Y lo que acabo de leer me ha dejado preocupada.
    Sea el que sea el proceso que estás viviendo, recibe mi cariño y mi apoyo y cuenta conmigo para lo que necesites.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  35. Hola Raquel:
    Hacía tiempo que no me escribían una cosa tan bonita. No te preocupes, esto no se cierra.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  36. Hola Astrid:
    Ya sabes eso de que nunca llovió que no escampara. Muchas gracias por tu interés y un abrazo.

    ResponderEliminar
  37. Hola Pepe.

    Leer este entrada, como en otras ocasiones en tu blog, me ha conmovido enormemente. ¡Menuda lección!

    Contribuyo al chute masivo de energía, que te envían en los comentarios anteriores, y a los deseos de pronta recuperación.

    ¡A por ellos que son pocos y cobardes!

    Muxu bat.

    ResponderEliminar
  38. Hola Visi:
    Muchas gracias por tus palabras. Son pocos, cobardes y además están debilitados ;-)
    Un beso.

    ResponderEliminar
  39. Vaig i vinc a aquesta entrada ... i acabo d'esborrar un llarg comentari ¡per què! si al final, l'únic que de veritat vull dir-te, és que m'alegro moltíssim que "tiris palante!

    Arròs amb llamàntol? aquesta és la meva especialitat ... (menjar clar ... jeje) que per cert, no em surt malament del tot, encara que m'estigui malament el dir-ho.

    I aquestes, són les coses que al final ens portarem, amic ... Per això crec que ens devem un cafè i una bona xerrada.

    Una forta abraçada.

    ResponderEliminar
  40. Hola Cristalook:
    Doncs si, el que és realment important és tenir un propòsit i malgrat tot seguir en el camí.
    En quant a l'arròs amb llamàntol no en creuré res fins que em convidis.
    Quedem per pendre aquest cafè.
    Una abraçada.

    ResponderEliminar
  41. Me alegra haberte conocido en persona.Haberlos, conocido y contarme dentro del círculo de tus amigos.

    Debes saber que estoy contigo y te deseo una profunda recuperación y superación de tu salud en todos los planos.

    Qué la luz siempre te acompañe,

    Un beso

    ResponderEliminar
  42. Querido Josep,
    se me ocurre que no hay prisa, sólo hay vida, que no hay escucha sin palabras, y que tu riego verbal y vital es bombeado por muchos que, no tanto como quisieramos, te seguimos encantados.
    Aquí estamos.
    Un abrazo sincero, M.

    ResponderEliminar
  43. Hola Myriam:
    El privilegio es mutuo. Muchas gracias por tus deseos. Shalom.

    ResponderEliminar
  44. Hola MaS:
    Espero no defraudar a nadie. Una cosa que he aprendido en este periodo es que nunca se camina solo y que recibes mucho pero mucho más de lo que das.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  45. Siguiendo el texto del artículo..., pues si, todos nos deberíamos encontrarnos con ese inconveniente en algún momento de la vida.
    Saludos

    ResponderEliminar