15 de junio de 2009

La familia y la gestión emocional


Aunque no suelo escribir mis post por encargo, hace algunos días una de mis lectoras me sugirió que escribiera algo relacionado con la inteligencia emocional aplicado al ámbito de la familia. La idea no ha parado de dar vueltas en mi cabeza, así que me he decidido a hacerlo.
Desde luego la familia es un magnifico campo para la experimentación de la gestión emocional. En primer lugar, porque es el único ámbito social en el que a uno le quieren por ser quien es y no por cómo es. Una amiga mía define eso como el ámbito del amor debido. Y en segundo lugar porque se puede observar con minuciosidad el efecto de los paradigmas (positivos o negativos) que tanto condicionan la aplicación inteligente de las emociones.
Mientras que en el núcleo familiar básico (padres, hijos, hermanos) la personalidad de cada uno de sus miembros se asume por defecto, no sucede lo mismo cuando empiezan a aparecer unidades sobrevenidas como pueden ser los yernos o las nueras, los suegros, primos, cuñados, etc. A esos se les tolera por quiénes son pero se les valora por cómo son, generando una dinámica de tensión emocional en la que se ven arrastrados unos y otros. De esa forma, el microuniverso que se crea tiene mucho que ver con los socio-guettos a los que ya me he referido en otros post y en ese caldo de cultivo es donde puede vivenciarse las consecuencias de una buena o mala gestión emocional.
La persona que me animaba a escribir sobre esto lo hacía porque dentro de su familia se había producido una situación de extrema tensión, a su juicio fruto de un malentendido, cuyas consecuencias resultaron funestas porque hizo que el hijo se alineara con su esposa y en contra de sus padres privándoles de ver a sus nietas. No pretendo tomar partido ni aconsejar a nadie pero a mi juicio la situación tiene mucho que ver con las claves que relato aquí.
Lo más pernicioso en la gestión emocional es el flujo permanente de paradigmas sobreprotectores con los que tendemos a armar (cuando no a reamar) las defensas de nuestros cachorros o protegidos y que en algunos casos nos hacen perder la visión de la realidad. Cualquiera que forme parte de la familia (casi siempre en calidad de “añadido”) tiene una visión más crítica y en muchos casos mucho más objetiva cuya expresión pública, normalmente por hartazgo, suele provocar conflictos. Cuando estos se producen, aparece la polarización de los miembros en bandos y a partir de ahí ya la tenemos liada.
Por poner un ejemplo muy alejado de lo que sucedía en esta familia, relato la historia de un amigo mío. Cuando va a comer a casa de su madre, ella todavía le monda los melocotones porque en caso contrario no los come. Claro, cuando esto lo ve su esposa de forma reiterada, lo normal es que surja el conflicto en todas sus dimensiones posibles: suegra-nuera, esposa-esposo pero ¿madre-hijo? No, y ahí está el ejemplo visible de cuanto relato. El sentido crítico de la madre no es que no exista (seguramente haría comentarios similares a los de su nuera respecto de cualquiera que no fuera su hijo) sino que los inhibe en el paradigma extremadamente protector de una madre que, no importa la edad del hijo, le sigue viendo como a su pequeño y a lo que no debe ser fácil sustraerse. Las consecuencias son más o menos catastróficas y todos conocemos ejemplos similares que, empezando por esos polvos, acaban convirtiéndose en auténticos barrizales.
La cuestión entonces es que, conociendo bien el terreno que se pisa en esta fina diplomacia en la que se basa las relaciones familiares en su versión extendida, debería ser relativamente sencillo gestionar las emociones propias y las ajenas… hasta que aparece una nueva piel de plátano con la que resbalamos. Inevitablemente.

29 comentarios:

  1. Corre por la red un "chiste" que dice algo parecido a ésto:

    -Oye, ¿qué tal le va a tu hija después de casarse?.
    - Genial..tiene un marido estupendo; le lleva el desayuno a la cama, se levanta por las noches para atender al bebé, está pendiente de ella todo el día...es una delicia de marido. MI HIJA HA TENIDO MUCHA SUERTE.

    - Y qué me cuentas de tu hijo??.

    - Ay el pobre, fatal, nada le cuadra y vaya una mujer tiene,es una bruja; tiene que llevarle el desayuno antes de salir al trabajo, se tiene que levantar cada noche, si o si, cuando llora el bebé, lo tiene controlado durante todo el día...MI HIJO HA TENIDO MUY MALA SUERTE.

    Es curioso como un post que se titula "La familia y la gestión emocional" termina siendo el retrato de una relación "política" (suegra - nuera).
    ¿Qué pasa si una madre le pela los melocotones a su hija casada? NADA
    ¿Qué pasa si un padre le pela los melocotones a su nieto? NADA
    Entonces ¿qué problema hay con los melocotones? NINGUNO

    El problema es el de siempre: dos mujeres para manejar a un hombre. Y desde mi punto de vista, que he sido nuera también, la mayor parte de la responsabilidad en la rivalidad que existe entre la nuera y la suegra, la tiene el "hijo-marido", por no saber ponerse en su lugar y ponerlas en el lugar que les corresonde: "Mamá...te adoro, sabes que te quiero mucho, pero te pido que respetes las decisiones de mi esposa. Solo espero de ti, lo que tú esperabas de tu suegra". "Cariño, es mi madre...como tú tienes la tuya, no tengo que hacer todo lo que diga, pero puedo escucharla y eso no significa que te quiera menos"

    Pero son muy pocos los hombres que se atreven a hablarle así de sinceramente a su madre y a su mujer. En cambio, las hijas somos capaces de decirle a nuestra madre "eres una barriga verde" y aquí no pasa nada, la sangre no llega al río y a nuestros esposos "es mi madre, ¿a que no hay quien nombre a la tuya, eh?" y se acabó el tema.

    ¿Por qué las hijas podemos ser así y los hijos no?

    Una vez escuché decir a una madre-suegra:

    "Los hijos de mis hijas, nietos son, los de mis nueras serán o no".

    En el fondo creo que ésto causa más preocupación que el pelar o no melocotones. ¿Tendrá que ver con la supervivencia de los genes maternos? ¿Serán las suegras así porque en el fondo intentan (sin saberlo, claro) proteger sus genes?. Tal vez "quieran" la mejor de las esposas para sus hijos porque será la mejor forma de tener seguridad sobre sus genes. Con sus hijas no pasa nada, sea quien sea el padre, da igual..lo importante es que sus genes, los de la abuela, resistan.

    En el fondo no sé si ésto se podría gestionar emocionalmente o, simplemente, lo aceptamos como es.

    Saludos, Josep Julián.

    ResponderEliminar
  2. Bueno... yo no soporto a mi cuñada, pero los encuentros creo que son politicamente correctos... aunque esto no sé si traspasa la diplomacia y pisa el territorio de la hipocresia... pero bueno, para verla una vez cada tres meses ya me llega.

    ;-)

    Estupenda entrada y el primer comentario también!

    ResponderEliminar
  3. Bueno, la que ha pedido el post soy yo y aclaro que no tuve problemas con mi nuera por estar encima de mi hijo porque no es el caso. Simplemente fueron muchas cosas entre ella y yo que podía haber sido solucionable pero habían sido muchas cosas de mi parte que venía dejando pasar y tal vez de su parte también.
    Yo critico a mi hijo como dice el comentario primero que no tuvo lo que hay que tener para decirle a su mujer "es mi madre, te guste o no nos ayuda y nos da una mano en el cuidado de las niñas " a mi ya me lo había dicho por tel, que debía tolerar ciertas cosas porque yo era su madre y de lo contrario no vería mas a sus hijas y las que iban a sufrir eran las niñas y yo. Yo a ese pedido le dije que dijera lo mismo a su mujer, cosa que no hizo de lo contrario no hubiera pasado lo que pasó.
    Fui a buscar a una de mis nietas y me recibió con cuatro piedras en las manos ,lo hizo porque se sintió apoyada por él, él no supo estar en el medio.
    Tengo dos hijos mas, uno varón que tiene una niña,no tenemos problemas y mi nuera me dice mami (como mi hijo)desde el primer día.
    Este hijo jamás aceptaría que hubiera un problema entre nosotras sin hablarlo con las dos como debe ser.
    Siempre hay que escuchar las dos campanas.
    Lo que mas siento de todo esto no poder ver a mis nietas ya hace casi dos años.
    Gracias Josep por escribir este tema.
    Muy bueno.
    Un abrazo :(

    ResponderEliminar
  4. Hola Zulm@:

    En primer lugar, siento mucho la situación por la que estás pasando.

    Yo fui nuera,como dije anteriormente, y viví de este lado de la barrera, pero también soy madre de un único hijo varón y me tocará vivir en el futuro en el lado en el que te encuentras ahora. Por éso, me disculpo si mi comentario no terminó muy acertadamente con relación a las suegras, pero me remitía a lo que Josep tan bien explicaba, el binomio madre-hijo.
    Independientemente de mi relación con mi exsuegra (es muy cortés y si me apuras cariñosa, en la distancia, por ambos lados) el trato de mi hijo con sus abuelos paternos no ha cambiado en nada, a no ser por la lejanía diaria, pero son sus abuelos, los padres de su padre, ahora y siempre y éso, por nada del mundo, se lo quitaría y siempre que es posible vive intensamente de su amor y su atención. Él tiene el derecho a tenerlos y ellos también, de la misma manera que tiene a sus abuelos maternos, como me gusta que sea (como hija suya que soy).

    La vida es demasiado corta para privarnos de los afectos que verdaderamente cuentan, los que importan.

    Los problemas entre adultos, sea cual sea su parentezco, se deben resolver entre ellos y dejar que los niños vivan su infancia sin más ausencias que las inevitables.

    Pero sigo ratificando mi opinión respecto al "hijo-esposo". Muchos desbajustes familiares se podrían evitar fácilmente hablando con las dos partes al mismo tiempo y no callando por no ofender, porque ofenden más con ello. Afortunadamente hay hijos, suegras y nueras que son una piña y encarrilan la vida familiar como debe ser, como FAMILIA, con sus más y sus menos, pero como un clan.

    ¿Sabes? me atrevería a preguntarte, tras lo que cuentas de las piedras, si la relación como "clan" en la familia de tu nuera existe o no, porque se me hace dificil pensar que una madre (que ya sabe lo que se siente al serlo) que tenga madre, a la que quiera y respete, sea capaz de recibir a la madre de su esposo de esa manera. Otra cosa no, pero las madres-nueras no sabemos si nuestros hijos terminarán siendo abogados, contables o fontaneros, pero casi con total seguridad sabemos que terminaremos siendo suegras. Estaría bien plantar buenas semillas para recoger buenas cosechas, no te parece?.

    Lo dicho, Zulm@, siento mucho tu situación y espero que se pueda resolver cuanto antes.

    Recibe un abrazo.

    P.D. Josep Julián espero que "usar" tu espacio para contestarle a Zulm@ no te haya molestado, pero la sinceridad que ha mostrado lo merecía.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. María; te contesto a tu pregunta ; mi nuera no tiene madre, murió siendo ella muy joven, creo que por eso no puede ponerse en el lugar de su marido y él está ciego.
    Su familia es muy pequeña y también por eso no tiene sentido de familia, pero bueno el daño ya está hecho a esas niñas principalmente que en un mes perdieron abuela, abuelo, tía, la casa donde nacieron (porque se fueron )mi perro que la mas grande jugaba con él..todo y a sus padres no les importó, luché para verlas pero todo fue inútil.
    Algún día ellas querrán ver a su otra familia,espero estar viva y si no hay documentos que demuestran que luché por verlas.
    Gracias por tus palabras y gracias a Josep por dejarnos invadir su espacio.
    Cariños zulma.

    ResponderEliminar
  6. Vengo del blog de Zulma y me encuentro con un post apasionante. Lamentablemente una sra. llamada muerte se ha llevado a casi toda mi familia, sin importar la edad... es muy triste pero me queda muy poca familia directa y la cuido y trato de estar con ellos, antes que se vayan o yo me vaya.

    ResponderEliminar
  7. Bien, en respuesta a "mi madre", Zulm@, que no se cansa de vivir en un mundo de mentiras, le respondo, yo soy el "hijo" que dice le niego las nietas:

    - Mi "familia" (padres y hermanos) es completamente enfermiza, dominante e interesada. Nunca tuvieron vida y lo único que han hecho es meterse en la vida de los demás, tanto, que el resto de nuestros familiares les tiene miedo y se aislan de ellos.

    - Como hemos vivido cientos de problemas familiares desde que soy niño (peleas, golpes, denuncias policiales, etc), gracias a mis padres, siempre tuve claro que cuando fuera adulto impediría a toda costa que lo que sufrimos de niños no lo vivieran mis hijos.

    - Como era de esperarse, esto no cambió de adultos y mi madre (fiel a su comportamiento obsesivo, acosador y manipulador), en uno de sus últimos desvaríos violentos intentó llevarse a mis hijas (aprovechando vilmente mi ausencia) sin consentimiento nuestro, y ante las negativas, agredio a mi esposa, forcejeó del brazo a mi hija mayor (2 años) y casi tira a mi hija menor de meses (en brazos de mi esposa).

    - Es indescriptible toda la sarta de disparates que tuvimos que pasar luego, pero en resumen, nos intentaron convertir de víctimas a victimarios (amenazas, denuncias falsas, nos enviaron asistentes sociales, etc)... cuando el dinero sobra es increíble lo que se puede hacer con él.

    Todo esto terminó en un juicio solicitando visitas los "abuelos", cuando en realidad lo que hubo siempre aquí fue "violencia doméstica" (como mínimo).

    La felicito, nunca vi que alguien tuviera tanto tiempo libre y solo lo dedique a hacer daño "a los que dice que quiere", y todavía, se apoya en la misma estrategia que le sugirió su abogada en su momento, "demonizar a la nuera", ya que me imagino debe ser bastante común argumentar que la nuera quiera evitar a los suegros, y sea un "ogro encubierto" que quiere separar al marido de su famila.

    Claro, la "suegra" (mi madre), omite intencionalmente todo el resto, como así también el pánico que sintieron mis hijas a las agresiones de su "abuela" (veo que se olvida de los vómitos de mi hija ante la situación provocada por la abuela).

    Lo lamentable es que va a morir sola, y seguirá insistiendo hasta último momento que no hizo nada, lo cual me quedan solo dos cosas que pensar: siempre fue una persona extremadamente egoista y cínica, o directamente una persona mentalmente enferma... o ambas.

    Se ufana que la justicia le dio la razón, cuando en realidad la justicia solo pensó en el "caso típico", donde unos "desconsiderados padres" negaron la visita a unos "pobres abuelos", cuando en realidad aquí tenemos el caso opuesto.

    Mamá, dejá de mentir, por más que lo repitas una y otra vez, actuaste mal, con maldad, antes, después y ahora, y no te perdono, agrediste a las personas que más amo, mi esposa y mis hijas.

    Mi esposa nunca me habló mal de ustedes, es más, todas las veces que nos intentaron dañar fue la primera que intentó que me reconciliara con ustedes.

    Ahora soy yo que tomo la distancia, no me hace falta más evidencias para tomar una decisión tan clara (y te di muchas oportunidades).

    No son buenas personas, nunca lo fueron, y no hago otra cosa que protegerlas de ustedes.

    Los demás lectores que te siguen se olvidan que los "padres" no son perfectos, pero hay otros que directamente hacen daño a sus hijos, y no hace falta llegar a matarlos o violarlos, hay muchas cosas antes que pueden hacer para perjudicarlos. De la simple lectura meditada y objetiva de cada cosa que escribe mi madre se puede observar odio, rencor y obsesión. Sigue buscando ser el centro de mi familia, cuando en realidad lo único que consiguió es ser un enemigo.

    Pagué una vez abogados, y los pagaré otra vez, y ningún juez me va a obligar a que yo deje que ustedes, mis padres, repitan el daño que intentaron hacernos.

    La verdad que sos extremadamente cobarde y mentirosa, y mirá que te enfrenté en infinidad de veces para que depusieras tu actitud.

    Antes de opinar, cuestionen lo que les dicen, siempre hay dos versiones.

    ResponderEliminar
  8. Tardé en ver tu comentario en Chocolate pero es que ando un poco desconectada del blog en los último tiempos.

    Me dí una vuelta pausada por aquí y me ha parecido muy interesante tu blog y tus entradas.

    Geniales las frases de mayo y junio. Las comparto plenamente y no me costaría nada ponerlas en práctica.

    Volveré.

    ResponderEliminar
  9. Mi hijo como siempre defendiendo lo indefendible y acusando a su familia que siempre estuvo a su lado en las buenas y en las malas. Si seré mala que vivió conmigo hasta los veintiséis años y mucho tiempo sin trabajar, teniendo casa, coche y dinero a su disposición o no?
    Lo que cuenta es lo que le contó su mujer y él sabe que no es así, lo reconoció con amigos que ella en ese momento estaba como fuera de si y cuando fui a buscar a mi nieta como todos los días EllA me recibió de malas maneras dándome en los brazos a la mas pequeña para en el momento quitármela,la violenta fue ella que no se preocupó que estaban las hijas presentes y la mas grandecita gritaba por mi, no quería entrar,vos no sabés lo que decís (mi hijo) porque no estabas y lo único que repetís lo que tu mujer te contó, nunca me escuchaste, nunca fuiste hablar conmigo y al otro día viviendo en la casa que te habíamos prestado y en la camioneta también prestada nos fuiste a denunciar que te acosábamos. Entonces yo pregunto ¿De donde partieron las denuncias? En que te acosábamos? En que te dimos una casa para vivir? En que cuando no llegabas a fin de mes te llenaba la heladera? En que las niñas todo lo que necesitaban lo tenían por nosotros? Que siempre pasaste pidiéndome dinero y nunca me lo devolviste y ahora hablás de que tenemos dinero,si, lo tenemos y gracias a ese dinero nunca pasaste hambre ni vos ni tu familia y lo que sos un malagradecido y ella también.
    Quienes son los interesados si los que tenemos dinero somos nosotros?
    Tengo muchas mas cosas para decir en mi favor pero ya sería conventillo, como que se enojó conmigo porque no mandé arreglar una habitación cuando ella quería, de ahí su enojo.
    De lo único que me considero culpable es de haberles dado demasíado y no haberles dicho nunca que no,a nada.
    Todo lo que decís aquí es mentira,no tengo problemas con nadie y si vos tenés, con toda la familia.
    A mi me apoyaron todos en esto y la justicia me dio la razón, tanto que la juez puso un abogado para defender a las niñas porque ustedes no pensaban en ellas, en sus sentimientos y estaban indignados, tanto que este abogado quería seguirlos a la Argentina y fui yo que lo hice desistir, mirá que mala que soy !
    Te paso el dato que tengo dos hijos mas que siempre están a mi lado y soy tan mala que tu hermano me quiere llevar con él y no te preocupes que sola no voy a morir porque tengo mucha gente que me quiere y no sos tonto ,lo sabés.
    Que me enfrentaste es mentira, nunca lo hiciste, ni las llamadas me contestabas, claro tenías TU verdad y de eso te convenciste por lo que veo.
    No importa sé felíz, no será el primer ni el último hijo que destrata a los padres y que no los vea morir, el mundo está lleno de esos.
    Solo te digo que tenés dos hijas y ahora las podés dominar , mañana no y ellas serán las que mañana te juzguen no yo.

    Lamento todo esto pero no podía dejar de defenderme y ya que imprimís todo yo también lo voy hacer porque todo esto si que es calumnia y tengo como demostrarlo.
    Tu madre.


    Perdón Josep y gracias por tu post.

    ResponderEliminar
  10. Yo digo no? si el hijo es el "acosado"? como llega adonde la madre escribe y frecuenta sitios en común?

    Será que la madre le manda mails para avisarle los links que visita y así enterarse y no dejarlo vivir en paz?

    Este pobre muchacho necesitaría explotar sus artes de dramatismo en alguna obra teatral.

    Habla de "vida propia", debería vivir su vida lejos (ya que así lo vió mejor) y dejar que el mundo siga su cauce..

    Dar oportunidades? perdonar? y condenar a las personas son propias de alguien omnipotente.
    Parece que ha escrito alguna deidad que desconocemos.

    Habrá otro Jesús? otro Mesías?

    A la madre le aconsejo que se olvide de "su hijo", tantas buenas personas se pierden porque mueren. Perder a un mal hijo no debería doler mas.

    Esperemos que logre superarse tanto como exige a los demás. Quizas de ese modo, todos oremos por él.

    Saludos a todos

    ResponderEliminar
  11. He tardado más de lo habitual en contestar todos y cada uno de los comentarios que dejáis en mis entradas y eso ha sido debido a que he tenido un desplazamiento de trabajo que me ha impedido hacer lo que en mí es habitual que es contestar a todos en el menor plazo de tiempo posible. Los que me seguís podéis dar fe de cuanto digo.
    Imaginaos mi sorpresa cuando apenas veinticuatro horas después de colgar mi post me encuentro con este fuego graneado. En todas las iniciativas que he desarrollado en mi vida, siempre he procurado preservar la libertad de expresión y no iba a ser éste un caso excepcional. Es por eso que no someto a revisión previa los comentarios que mandáis ni los censuro con posterioridad. Pienso que cada cual es responsable de cuanto dice, sobre todo sabiendo que este es un medio público. Por tanto, cuanto aquí se ha dicho quedará a disposición de todo el que quiera leerlo.

    Y ahora, dicho esto, paso a contestaros. Con carácter general:

    Entiendo que los comentarios se han realizado después de leer la entrada y ya advertía que el tema daba para mucho. Sólo quiero recordar lo que decía respecto a lo díficil que resulta gestionar las emociones en el ámbito familiar y en este sentido, considero que esto ha quedado plenamente demostrado en este caso.

    María Hernández:
    Me ha gustado mucho el "chiste" con el que inicias tu primer comentario porque incluye lo que por otra parte, a menudo se nos olvida y es que todo tiene dos caras, por lo menos. Y también estoy de acuerdo contigo en lo de que los pobres melocotones no tenían la culpa de nada.
    Un beso y muchas gracias por asomarte de nuevo a mi ventana. Se te echaba de menos.

    Gabiprog:
    Aunque se me están quitando las ganas, tengo un post a medias que habla sobre eso de las cuñadas. Pero se te entiende bien el fondo del mensaje. Y también coincido contigo en que el comentario de María Hernández es soberbio.
    Muchas gracias y hasta pronto.

    Valentina:
    Bienvenida a esta casa y muchas gracias por tu "finezza". Hasta pronto.

    Alma:
    Muchas gracias por la ternura de tus palabras. Cuidar de los que queremos es una ocupación a la que casi todos nos dedicamos con menos intensidad de la que deberíamos.
    Saludos y hasta pronto.

    Zulm@, Enrique_place:
    Lamento que la situación esté en este punto. Como comprenderéis no puedo ni debo añadir nada más a lo que habéis dicho, excepto que os déis cuenta de que habéis tenido que "cruzar el charco" para hablaros. Si esto se soluciona, creo que estaremos encantados de que nos lo hagáis saber.

    Y para futuros comentarios a esta entrada:

    Por favor, no confundáis esto con un lugar donde ventilar disputas personales. Muchas gracias.

    ResponderEliminar
  12. Con la familia se hace buena aquella máxima que dice: "¡Cuerpo a tierra, que vienen los nuestros!". O aquello otro de "¡Joder, qué tropa!". Me ha encantado la forma en que te has internado en un tema tan frondoso y turbulento, amigo Josep. Espero que sigas profundizando en un asunto, el de la familia, de amplio recorrido.

    ResponderEliminar
  13. Hola Domingo:
    Agradecido como siempre por tu visita. En esta ocasión ya ves que la sensibilidad está a flor de piel, como no puede ser de otra forma. Al fin y al cabo, la familia es la prolongación natural de nosotros mismos y en ella buscamos consuelo aunque a veces también se convierta en un avispero. Lástima que en esos casos también se cumpla otra máxima de própósito general, y es que normalmente quienes sufren el problema son los menos capacitados para ver la solución.
    No sé si volveré sobre el asunto, al menos en un futuro próximo, pero si lo hago será para presentar otro enfoque porque coincido contigo en que éste es un tema muy frondoso y turbulento.
    Muchas gracias por tus elogios y espero que volvamos a coincidir pronto.

    ResponderEliminar
  14. Lo que voy a llamar la "familia mediterránea" está en crisis, es decir, una familia basada funadamentalmente en valores que se podrían denominar tribales. Vamos a ver si es posible superarla por estos lares y acercarse a tipos de familia más acordes con la sociedad que sustentan y que las sustenta, como podría ser algo que se podría denominar "familia nórdica".

    Gracias y saludos.

    ResponderEliminar
  15. Elefante Blanco:
    Es verdad que el mismo concepto de familia está en profundo cambio dentro de nuestra sociedad. Están las familias clásicas (las de siempre), las monoparentales, etc. y por ello seguramente sea necesario dar un paso hacia delante como tú apuntas. No sé si hacia la "familia nórdica" o hacia qué, pero una cosa es segura: escojamos el modelo que sea, encontraremos en ella el mismo refugio y fuente de conflictos porque si algo no cambia fácilmente es el sentimiento atávico que nos empuja a buscar puntos de referencia.
    Un saludo y gracias por pasarte. Espero que no sea ésta la última vez.

    ResponderEliminar
  16. Vaya, que compleja es la relación familiar… Un verdadero gusto leerte.

    ResponderEliminar
  17. Me ha comentado usted en mi post-comunidad de EL PAÍS-sobre "la joven de la perla", de vermeer...Muchas Gracias por su comentario

    ResponderEliminar
  18. Super interesante este post y muy activa la participación de tus seguidores. Desde mi humilde opinión para una buena gestión emocional en la familia, deberíamos partir de una metodología que nos permita detectar las carencias en la comunicación que generan las hostilidades. Se pueden limar muchas asperezas con una comunicación efectiva. Gracias por esta aportación y un cariñoso saludo y

    ResponderEliminar
  19. LA FAMILIA...PARA MI EL MEJOR REGALO DE LA VIDA!!!
    Con sus penas y alegrías, sus variadas personalidades y sus roces de vez en vez.
    Besos para ti y Zulma.
    Gracias por compartir.
    mar

    ResponderEliminar
  20. Estoy de acuerdo con Belkis que con una comunicación efectiva se pueden limar asperezas,no hay que tener miedo de hablar.
    Pero bueno, no hay familia perfecta.
    Dice el refrán ; los amigos se eligen la familia ,no.
    Saludos Josep y perdón nuevamente.
    Ya pasó, ya di vuelta la pagina, tengo que seguir adelante con mi vida porque si, tengo una vida.
    Besos Mar.

    ResponderEliminar
  21. Gracias por tu comentario en mi blog.
    El tema de presentarme al concurso de 20 minutos me da algo de respeto, a veces tardo en meterme en asuntos porque sé de mi obstinación cuando me introduzco en un tema, para ganar un concurso de ese tipo, a parte de tener buena calidad necesitas promocionarte, eso me da un poco de respeto. Este no es mi primer blog, y el anterior 'escrito bajo un personaje inventado' tuvo exito (¿Qué es un blog con exito?... tema para entrada, jajaja, tuvo mucho exito de tal forma que llegué a estresarme... quiero ir pasito a pasito disfrutando de lo que hago, de lo que comparto y de vuestras visitas.

    POr cierto, los comentarios a esta, tu entrada, es todo un ejercicio de libertad e intercambio de opiniones, algo para felicitar a tod@s.

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  22. He dicho dos veces respeto!!!
    Toda una lectura!
    jajaja

    ResponderEliminar
  23. Salvador Pliego:
    Desde luego sencilla no es. Pero es el medio en el que solemos desenvolvernos más naturalmente y mostrarnos como somos.
    Gracias por tu contribución.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  24. Colombine:
    Muchas gracias a ti por pasarte.
    Hasta pronto y que sigas deleitándonos con tus historias enlazadas.

    ResponderEliminar
  25. Hola Belkis:
    Como tú bien sabes, las entradas son invitaciones a la opinión y al debate y, en efecto, en este caso no puede decirse que ambos hayan sido de alta intensidad, pero son signo de vida y esa es suficiente recompensa.
    Claro que la canalización de la comunicación es la mejor medicina y que identificar las carencias en este ámbito resultaría revelador, pero es que seguramente somos más beligerantes con los de dentro que con los de fuera, tal vez porque hay más confianza o porque adoptamos menos prevenciones.
    Muchas gracias por tu aportación y por tu cariño. Hasta pronto.

    ResponderEliminar
  26. Hola Mar:
    Muhas gracias por acercarte a compartir con nosotros. Y espero que no sea la última vez.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  27. Mi querida Zulma:
    No tienes que pedirme perdón por nada, antes al contrario, pienso que has abierto tu corazón y tus sentimientos a una comunidad universal y esto hay pocas personas que estén dispuestas a hacerlo con la intensidad que tú has mostrado.
    Mi espacio estará siempre al servicio de la reflexión sobre las cosas que podríamos haber hecho mejor o que nos empeñamos en seguir haciendo mal, pero esa es la naturaleza de los humanos que nos vemos movidos por una energía que no siempre sabemos de dónde procede ni tampoco siempre podemos controlar. María Hernández nos hablaba de los genes de las abuelas y su perpetuación, poderosa fuerza motriz. Otros nos han hablado aquí de la protección de su nucleo familiar, de autodefensa nada menos.
    Todos tenemos nuestro punto de razón, aunque ninguno la tengamos por completo. Somos humanos, y por tanto asumimos que también racionales, y eso debemos asumirlo: toda verdad tiene dos caras, por lo menos.
    Así que soy yo quien debe darte a ti las gracias y en ti a todos los demás que han participado, al tiempo que decirte lo que ya sabes, que esta será tu casa siempre que decidas visitarnos.
    Un beso muy fuerte.

    ResponderEliminar
  28. Hola Gabiprog:
    Perdona que me ponga un poco filosófico en la respuesta pero creo firmemente que quien tiene un talento debe mostrarlo y ponerlo al servicio.
    Así que creo que con un respeto o dos respetos (je,je) harías bien en presentarte al concurso de 20 minutos tal y como está el blog en estos momentos que es fruto del ritmo que quieres darle y sin necesidad de estresarte. A ver qué pasa.
    Un saludo y ya te cobraré royalties por las visitas recibidas en tu página.

    ResponderEliminar