20 de noviembre de 2009

Profesiones con futuro


Cualquier tarde de domingo, después de la siesta, un médico se sentará junto a la chimenea para charlar con su hijo estudiante de Medicina. El padre querrá sondearle acerca de la especialidad que piensa elegir llegado el momento. Papá, me parece que me voy a hacer odontólogo como tú. Veo que te va bien, aprendería mucho a tu lado y así podría sustituirte cuando te jubiles –responderá el futuro especialista.
El padre se quedará pensativo unos instantes y finalmente se incorporará en su butaca acercándose para que nadie pueda escuchar lo que tiene que decirle a su retoño.
- Odontólogo no, mejor hazte otorrino.
- ¿Por qué iba a hacer tal cosa? –responderá el hijo.
- Porque todos los niños de hoy tienen una dentadura perfecta pero en unos pocos años serán sordos –contestará el padre.
- ¿Sordos? ¿En qué te basas?
- Pues es sencillo ¿no has advertido la de chavales que van todo el día con los auriculares de su IPhone puestos? En unos años, todos sordos.

Esta fabulación puede darnos las pautas de cuáles pueden ser las profesiones de futuro. Muchos de nuestros hijos están en la universidad o a punto de hacerlo en unos pocos años y la desorientación de padres e hijos respecto a la elección de carrera no ha mejorado ni pizca en los últimos años. Antes, los que estudiaban, escogían la carrera por vocación, mientras que ahora no saben por dónde tirar, así que me permito dar algunas recomendaciones útiles.

- Ingeniero de videojuegos wíreless. En pocos años la maraña de cables que cuelgan de nuestros televisores y equipos de música desaparecerá y los artefactos de entretenimiento (léase fundamentalmente videojuegos pero seguro que se seguirá ampliando la oferta a otros menesteres) se operarán a través de los movimientos de nuestras manos sin necesidad de emplear joystick ni nada (ya hay prototipos por ahí).
- Constructor plástico. Con la cantidad de desperdicios que generamos y el tiempo medido en siglos necesario para su reciclaje, es más que posible que los edificios se construyan con materiales procedentes de los residuos plásticos. No será por falta de materia prima.
- Consultor. Je, je, eso nunca pasará de moda ¿a que no?.
- Otorrinolaringólogo (por alusiones).

Pero si tenemos un hijo que, por las razones que sea, no vemos que Dios le haya llamado para cursar estudios superiores tampoco hay problema, porque hay unas cuantas profesiones que en el futuro tendrán una fuerte demanda y a las que se podrá acceder vía FP. Ahí van algunas de ellas:

- Profesor de navescuela. Esto es, lo mismo que la autoescuela pero para sacarse el carné de manejo de naves siderales utilitarias que usaremos para desplazarnos al chalé que tendremos en alguna de las colonias espaciales que rodearán a nuestro planeta en pocos años o para ir a ver a los hijos que trabajen en ellas o más allá. Habrá más tipos de carné que poder sacarse pero este será el de más aceptación y demanda de profesores.
- Narrador mitológico. Explicará a los niños cómo era la fauna y flora de nuestro planeta hace unos pocos años cuando todavía no se habían extinguido el 90% de las especies más que nada para que recuerden que antes las proteínas las consumíamos de origen animal o vegetal y no sintéticas. A esta profesión igual que futuro le veo presente pero de momento está en fase "beta".
- Acompañante de moribundos. No me extrañaría nada que en el futuro ya no tengamos tiempo ni de acompañar a nuestros familiares en el momento del tránsito (ver ejemplo en la imagen). Y no exagero, imagínate que tu padre palma en la Luna y tú estás de misión de reconocimiento galáctico en Urano. Vamos, que no te da tiempo a regresar ni para el funeral.
- Ajustador protésico. Dentro de pocos años el 50% de nuestras articulaciones serán prótesis y necesitarán bastante mantenimiento. Sin duda, profesión con gran futuro equiparable a la de los fontaneros de nuestros días pero con mucho más glamour "high tech".
- Chatarrero sideral. Con la de basura espacial que hay ahora mismo, sólo es cuestión de tiempo que esta profesión tenga un enorme desarrollo. Ojo, será necesario sacarse el carné correspondiente para el uso de remolques de gran tonelaje pero el retorno de la inversión será exponencial. Y además, a cenar cada noche en casa que no será lo mismo que hacer de párroco en Marte, vamos.
- Chapista de robots. Con los precios que costarán esos chismes será uno de los pocos artículos que todavía saldrá más barato repararlos cuando se estropeen que comprar uno nuevo. ¡Como en los viejos tiempos!
- Licuador de CO2. Al paso que van las conversaciones para el control de emisiones tóxicas a la atmósfera, creo que habrá que ir pensando en reciclarlo de alguna forma. Si lo licuamos igual puede usarse de combustible para naves espaciales.
- Profesor de chino mandarín (por motivos obvios)
- Animador de centenarios. Si la esperanza de vida sigue creciendo nuestros hijos superarán con facilidad los 100 años de vida, así que a esa edad todavía tendrán ganas de marcha.
- Anticuario. Ni se sabe la de cosas que ahora usamos que serán reliquia en el futuro inmediato. ¡Lo que se va a cotizar un 600 dentro de cincuenta años!

Estas son unas pocas ideas, pero seguro que a alguien se le ocurren más. Que paséis un buen fin de semana.

39 comentarios:

  1. ¡Qué divertido este post!!!! En la primera parte, la real, creo que tienes razón en lo de que la especialidad de otorrino es muy práctica. Yo misma me doy cuenta de que algo sorda me estoy quedando con tanto mp3 a todo volumen...
    La parte futurista, jajajajjaa, es genial. Una imaginación portentosa la tuya. Yo haría un ciclo formativo de grado superior de Narrador Mitológico, jajajajaja. Me ha encantado.
    Besos de finde

    ResponderEliminar
  2. Yo propongo para combatir el cambio clímatico, el consumo de energía, las emisiones de CO2 :
    Fabricante de climatizador de bebidas; aparato totalmente autónomo, sin consumo de energía y fabricado con materias primas no contaminantes.
    Uséase un botijo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Hola Josep:

    Para "imaginar" qué profesiones tendrán "futuro", sólo tenemos que pararnos un rato y remirarnos a consciencia, apuntar cuáles son nuestros hábitos de vida y, al menos, podremos visualizar aproximadamente cómo podrá ser nuestro futuro.

    En cuestiones médicas, lo tenemos claro. Ya no sólo el otorrino tendrá más trabajo, como comentas, sino el endocrino y el cardiovascular debido a las enfermedades que nuestro "voluntario" sedentarismo y malos hábitos alimenticios están fraguando. También los encargados de nuestra mente, con estas enfermedades degenerativas y que cada vez afectan a un número mayor de nuestros ancianos. No parece que tenga mucho futuro ser matrona, pero si ser geriatra.

    Pero unamos futuro con imaginación:

    Justamente, la otra tarde, mi hermana me comentaba acerca de una operación de pecho de una compañera suya y de la conversación que tuvo con ella sobre este tema. Entre risas y fiestas se le ocurrió decir "Oye, Mary...y si pides que te incineren cuando mueras ¿qué pasa con tus prótesis? ¿también pasarán a la brasa?...hum, olerá a plástico quemado nooo?".
    Luego empezaron a desvariar y terminaron creando la figura del "Recuperador póstumo de prótesis" que sería aquél que se encargaría de recoger tu prótesis de cadera, de rodilla, tus implantes dentales y de silicona de pecho, trasero, etc,. Los hilos de oro, que ya puestos te los quitan sin que te cambie la expresión (de muerta). Las uñas de porcelana, las extensiones de cabello que te pusiste hace un mes y todos los piercings, que el mercado de segunda mano está en auge.
    De no existir algo así, la entrega de las "cenizas" a la familia podría transformarse en : "Sres. estos 50 gr. corresponden a los restos "carnales" de su ser querido y estos 5 kgs. restantes corresponden a todas sus prótesis y complementos; no olviden que por la legislación vigente deberán depositar dichos restos en el Punto Limpio más cercano al antiguo hogar del difunto".

    Otra profesión que se me ocurre:
    -Eliminador de tatuajes: Se garantiza la total desaparición de Piolines, estrellas, tribales y letras chinas. Ofertón para la Tercera Edad: "Te estiramos la piel y quitamos tu tatuaje, todo a la vez".

    Un abrazo Josep y buen fin de semana

    ResponderEliminar
  4. Hola Ginebra:
    Me alegra que te haya gustado la entrada y sobre todo, que te haya hecho reir. No todo van a ser entradas sesudas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Hola J. Carlos:
    Tienes razón, el botijo seguirá siendo una herramienta de futuro, faltaria más.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Hola María:
    Veo que poco a poco te vas poniendo al día después de tu azaroso mes de noviembre. Estoy de acuerdo en que todas las especialidades médicas que mencionas estarán de plena actualidad en el futuro, especialmente los genetistas y gerontólogos, pero en este último caso los pacientes lo serán a partir de los 95 años.
    Y a las profesiones con o sin FP la de quitatatuajes no te creas que sea tan de futuro sino de presente. Ya empieza a haber mucha gente que reniega de ir decorado de por vida aunque, de momento, sacarlos es mucho más difícil que ponérselos, con la de calcomanías que hay que se quitan al agua.
    Muchas gracias por tu comentario y hasta muy pronto.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Hacer cábalas sobre el futuro es algo muy nuestro, muy humano, pero no solemos dar ni una. Estamos hechos unos Nostradamus de pacotilla. ¡Je,je,je! Hace años se decía que en el 2000 podríamos teletransportarnos y no sé cuántas paparruchas más, y aquí sigo esperando. Hemos avanzado mucho, sí, pero nadie ha descubierto todavía cómo conseguir que Windows no se "cuelgue". ¡Ja,ja,ja,ja,ja! ;)

    ResponderEliminar
  8. Jajajaja qué bueno... Yo todavía elegí la carrera por vocación, así que, como está mandado, toca comerse los mocos momentáneamente.

    Pero teniendo en cuenta la cantidad de adolescentes liándose porros a las puertas de los colegios, la profesión del futuro podría ser: LIADOR DE PORROS PROFESIONAL, dado que además hay que añadir que la ética profesional cada vez va siendo más relegada.

    Un saludo!!

    ResponderEliminar
  9. Como mi profesión tiene futuro sideral, me quedo tranquila: Tanto por la Psicología como por la sexología. Caso contrario reconvierto a ajustador de prótisis y-o enchufes. No recuerdo ahora si has visto el video que tengo en mi blog sobre sexo del futuro. (EStá en el etiqueta SEXO, por razones obvias hehehehe)

    Idiomas además del Chino mandarín, agregaría el árabe. Sólo con la idea de ser bilingues, da más amplitud de horizontes.

    UN abrazo

    ResponderEliminar
  10. Te ha quedado muy divertido el texto, Josep, aunque bajo ese humor se esconden grandes verdades. Por ejemplo, la denuncia de estudiar una carrera no porque te guste, sino porque tenga muchas salidas y vayas a poder hacerte rico, lo que es un grave error. Lo que yo recomiendo a tus lectores jóvenes es que estudien lo que realmente les guste, porque como leí en tu blog hace unas semanas: "Elige una profesión que te guste y no tendrás que trabajar ningún día de tu vida" (Confucio).

    ResponderEliminar
  11. Hola Josep Julián:
    Muy bueno y muy imaginativo. Yo flípé el día que me dijeron que Ferran Adriá quería contratar un químico. Bien pensado tiene su lógica, pero en aquel momento nunca se ma había pasado por la cabeza algo parecido.
    Se me ocurren varias profesiones de futuro como por ejemplo "Gondolero" en las nuevas ciudades que nacerán después del deshielo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Muy acertado es su primer párrafo, las especialidades de hoy requieren de complementos o que sejam acompañadas de otra especialidad. Los tiempos cambian y algunas instituciones y hasta familias conservan visiones tradiocionales a manera de hacer un cumplido o favor.

    ¡¡¡Saludos!!!

    ResponderEliminar
  13. Buen y divertido ejercicio para la mente Josep Julian:

    Yo una duda que temgo es si la geente elegira su profesión por vocación o por salida profesional. Si es sólo por esto último vamos dados. Por aportar mi granito de arena (me parecen geniales todas las que apuntais, especialmente la del recuperador de prótesis; lo de las navecitas y siderales se me escapa un poco porque creo que la vida en el espacio debe ser un poco coñazo)apunto las siguientes

    Asesor de religiones- Algo así como un corredor de seguros que te asesora en cada momento sobre cual es la mejor religión a seguir atendiendo a tranquilidad que ofrece, beneficios que se obtienen cuando la palmas, preceptos que hay que seguir, cuanto te va a costar en tiempo y dienro etc..

    Tambien "Traficante de ilusiones", gente que se dedica a identificar la necesidad de ilusión y a venderla en grandes o pequeñas dosis.

    habría muchos más, pero para empezar estos tendrán su nicho.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Hola de nuevo:
    Nada, que vuelvo porque las aportaciones de Fernando me parecen "demasié".
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Buenísimo Josep
    No sé si las habéis citado todas, se me ocurre:
    Asesor de tontos del culo (por el post de Fernando).
    Me ha encantado. Un abrazo

    ResponderEliminar
  16. Que buena la entrada- siempre digo que la tecnología da trabajo fijo. Un experto en redes (ya que acabaremos todos trabajando en casa sin tener que ir a la oficina ni para imprimir un solo papel), tiene un futurazo.
    Feliz domingo ¡

    ResponderEliminar
  17. No deberíamos olvidarnos del curtidor de pellejo para caja y bombo.
    Saludos

    Antonio

    ResponderEliminar
  18. Hola, Josep:
    bajo la capa de humor de tu post, reflexionamos (ahí están los comentarios) sobre la idoneidad -en su momento- de nuestras decisiones y la influencia que debemos o no debemos ejercer sobre nuestros hijos a la hora de escoger carrera. Sé que el artículo no tiene nada de trivial aunque lo presentes de esta manera, porque yo me encuentro en este caso con dos de mis hijos.
    ¡Fernandooo, que la segunda profesión que propones ya existeeee! Echa un vistazo a algunos políticos y verás.
    Un abrazo, Josep

    ResponderEliminar
  19. Me parece muy acertado tu planteamiento, y aunque utilizas el humor para ello, yo me inclino a recomendar las áreas de robótica, todo lo que tenga que ver con la genética, la ciberseguridad, el área de turismo espacial, productores de comida orgánica, etc. etc. etc.
    Que pases una estupenda semana Josep.
    Un cariñoso saludo

    ResponderEliminar
  20. Desde luego el campo de la geriatria tiene futuro.

    Yo a mis hijos, que estudien lo que quieran, pero aparte, idiomas... Que el mundo sea su campo de trabajo.

    Buena semana (Que la mia será horrenda).

    ;)

    ResponderEliminar
  21. Yo apostaría por Experto en fabulación, manipulación y control de la red, o eso ya es una realidad?. Que no falte el humor, que ya se encargan otros de joderlo todo. Y por cierto que no se nos olvide, que hay un montón de gente que han perdido la capacidad de reirse de si mismos. Saludos.

    ResponderEliminar
  22. Hola a todos:
    Perdonad el restraso en la respuesta pero he tenido problemas con el ordenador.

    ResponderEliminar
  23. Hola Domingo:
    Muy oportuno tu comentario sobre Windows porque ya ves que me ha tenido tres días fuera de juego.
    Gracias por pasarte.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  24. Hola ClaveDeSol:
    Así que tu eres una de las vocacionales. Bueno, al menos hiciste lo que quisiste porque yo quería ser médico y mira tú por dónde acabé de consultor.
    Lo de liador de porros creo que tendrá una vigencia limitada porque en cuanto se invente el soma que seguramente será de uso corriente, la profesión quedará en desuso, aunque nunca se sabe.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  25. Hola Myr:
    No me he pasado a ver tu video sobre sexo en el futuro pero lo haré pronto por curiosidad. Tus profesiones actuales serán plenamente vigentes, porque ya sabes que eso del sexo no tiene enmienda.
    Un abrazo y gracias por pasarte.

    ResponderEliminar
  26. Hola Fernando Solera:
    Sí, es cierto que debajo del humor hay una cierta retranca. Lo que yo recomiendo siempre es que, en caso de duda, elijan una carrera que pueda ser transversal porque cada vez más vivimos en un mundo entrelazado pero eso en caso de duda, si alguien quiere ser filósofo, por ejemplo, no seré yo quien se lo quite de la cabeza.
    La frase que ahora nos recuerdas, creo que sigue más vigente que nunca y por eso la puse.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  27. Hola Javier:
    Jeje, muy bueno lo de gondolero por lo del cambio climático. Ya verás cuando tengamos que acostumbrarnos a los cultivos de altura.
    Muchas gracias por pasarte.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  28. Hola Fernando Lopez:
    La verdad es que eso de traficante de ilusiones sí que tendrá futuro porque como todo tiende a ser cada vez más virtual pues hala, tú pide tu fantasía favorita y te será dada.
    Lo de las religiones también, sobre todo cuando conozcamos a extraterrestres que tengan las suyas y nos pongamos a comparar quién da más por menos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  29. Hola Rafa:
    La verdad es que Fernando ha estado sembrado con sus propuestas. Como se nota que es hombre de mundo.
    Muchas gracias por tu comentario y hasta pronto.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  30. Hola David:
    Lo tuyo suena a ciencia ficción con toque realista o al menos un futuro en el que muchos ya viven o vivimos. En fin, espero que la técnica mejore mucho porque hasta ahora esa opción tiene muchas carencias pero se apunta en el catálogo de profesiones, faltaría más.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  31. Hola Nelson:
    Bienvenido a este rincón. Me ha gustado mucho que te hayas referido al primer párrafo porque es ahí donde vemos que el padre tiene más visión de futuro que el hijo. Ojalá muchos padres hicieran lo mismo, ¿no te parece?
    Muchas gracias por dejar tu huella y ya sabes que aquí siempre serás bienvenido.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  32. Hola Antonio:
    Bienvenido a esta casa a la que espera que vuelvas a visitarnos.
    Me parece muy bien tu aportación porque en el futuro no podemos quedarnos sin artesanos de ningún tipo.
    Muchas gracias por dejarnos tu aportación.Un saludo.

    ResponderEliminar
  33. Hola Germán:
    Es verdad que muchos padres se encuentran en ese dilema de no saber si se está asesorando bien a los hijos cuando llega el momento y ahora ese momento llega varias veces, la primera a la hora de escoger el bachillerato y luego cuando la selectividad dicta sentencia. Y lo bueno es que cada vez más los chavales acaban reconociendo que se equivocaron a la hora de escoger la rama de bachillerato cuando ya es demasiado tarde.
    Muchas gracias como siempre y un abrazo.

    ResponderEliminar
  34. Hola Belkis:
    Constanto que eres una mujer muy orientada al futuro y seguro que sabrás aconsejar a tus hijos con juicio. Sí, sí, más vale irse preparando para profesiones que se realicen más allá de la biosfera porque el planeta está llegando al límite.
    Un abrazo y muy buena semana también para ti.

    ResponderEliminar
  35. Hola Gabi:
    Sí, que estudien lo que quieran pero si puede ser que lo estudien en otro idioma con futuro. Insisto en mis propuestas al respecto.
    Buena semana, dentro de lo que se pueda, ya ves que yo la empiezo peleándome con el windows, así que no es muy buen presagio.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  36. Hola navegante:
    Al que deje de reirse de sí mismo le borramos de la lista que ya está bien de cenizos. Afila los cuchillos que la próxima entrada está diseñada a tu medida.
    Un abrazo y buen viento.

    ResponderEliminar
  37. Jajajajaja, me he reído, me he reído con tu post. Yo elegí, para berrinche de mis padres una carrera superior sin futuro...pero disfruté tanto, que no me importa no poder trabajar de ello, compensa, te lo juro. Mis mejores años.

    Por cierto, de los puestos ofertados, me quedo con el de narradora mitológica :-)

    ResponderEliminar
  38. Hola Malvada Bruja del Norte:
    Pues hiciste lo que recomiendo porque total "las carreras con futuro" producen similares tasas de personas que luego no pueden dedicarse a ellas para vivir. Por lo menos has disfrutado que ya es mucho.
    No sé por qué pero no me sorpende que te pidas el oficio de "narradora mitológica".
    Un abrazo y hasta pronto.

    ResponderEliminar